Categories Menu

No estás solo, Dios siempre está contigo

Los profetas y apóstoles siempre nos hablaban acerca del amor de Dios que tiene para todos sus hijos, y nos enseñaron lo que podemos hacer para sentirlo en nuestras vidas diciendo:

“Tu Padre Celestial te ama; ama a cada uno de ustedes.Este amor nunca cambia”, de igual manera que nunca cambia el amor de un padre o una madre hacia su hijo. Ese amor que Dios nos profesa, “no se ve influenciado por la apariencia, por las posesiones, o por la cantidad de dinero que tengas en el banco. Ese amor no cambia sin importar la base de tus talentos o tu capacidad. Siempre está ahí siempre existe.

1

El amor de Dios, estará para ti así estés triste o cuando estés feliz, cuando estás desanimado o cuando esperas algo. Y si, el amor de Dios está allí para ti y a veces necesitamos que algo nos lo recuerde. Para eso,  puedes hacer uso de imágenes cristianas para tu celular, donde puedas ver frases que te recuerden de ese amor. Clic aquí para ir a la página donde puedes encontrar estas opciones de imágenes.

2

Recuerda, nunca estamos solos. Elder Jeffrey R. Holland nos anima con estas palabras: Nunca debes de perder la fe en tu Padre Celestial, que te ama más de lo que podrás comprender. Nunca dudes de eso, y nunca debes endurecer el corazón.

3

El amor de Dios y de su Hijo, Jesucristo, es eterno y es inamovible. Incluso antes de que el mundo fuese, había un Padre amoroso en el Cielo y Su Amado Hijo que dio su vida por nosotros, por la salvación de nuestros pecados, siempre recuerda que Dios te amará para siempre, desde tu primer respiro hasta tu último aliento.

Siempre debemos a hacer todo lo posible para acercarnos al Padre Celestial. ¿cómo podemos lograrlo? simple y sencillo: debemos orar a Dios y escucharle todos los días.Realmente lo necesitamos en todo momento, ya sea en esos momentos de sol o en los momentos de lluvia. Su promesa está siempre escrita y no debemos olvidarla:  ‘Nunca te dejaré ni te abandonaré ”

Es muy complicado saber cómo utilizará Dios las cosas que aparentemente son mala para nuestro beneficio. A veces no logramos captar el plan superior que tiene Dios para con nosotros sin embargo nunca debemos olvidar de ese amor que Dios profesa sobre nosotros y de aquella promesa bíblica de amor incondicional. Nosotros te aseguramos que es verdad esa promesa que la biblia nos menciona, la bondad de nuestro Padre celestial se hace evidente aún en tus dolores, dificultades y situaciones tristes.

Debes descubrir en cada acto como Dios convierte tu lamento en alegría, pero para eso debes se paciente, y además debes de ver cómo cosechar y aprender a ver las abundantes bendiciones que te concede aún en tus horas y momentos más oscuros.

Debemos aceptar humildemente  lo que hace Dios con nuestras vidas aunque no siempre parece tener sentido, en el momento menos espera lo tendrá. Solo debemos confiar en que Dios tiene el control de todo y que nos ama y que pronto conoceremos la respuesta.

Compartilo en tus redes socialesShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Pin on Pinterest
Pinterest

Comments Closed